:: Homepage La Secretaría

Introducción

La Conferencia de las Partes y sus órganos subsidiarios son asistidos por una secretaría, cuyo mandato se especifica en el artículo 19 del Convenio.  Las principales funciones de la secretaría son: hacer arreglos para las reuniones de la Conferencia de las Partes y de sus órganos subsidiarios y prestarles los servicios que precisen, ayudar a las Partes a aplicar el Convenio, velar por la necesaria coordinación con las secretarías de otros órganos internacionales pertinentes, y desempeñar las demás funciones de secretaría que se especifican en el Convenio y cualesquiera otras que determine la Conferencia de las Partes.
Las funciones de la secretaría serán desempeñadas conjuntamente por el Director Ejecutivo del PNUMA y el Director General de la FAO.  La sede de la secretaría será decidida por la Conferencia de las Partes en su primera reunión.
Mandato
Las disposiciones pertinentes figuran en el artículo 19 del Convenio:
Secretaría
  1. Queda establecida una secretaría.

  2. Las funciones de la secretaría serán las siguientes:

    a) Hacer arreglos para las reuniones de la Conferencia de las Partes y de sus órganos subsidiarios y prestarles los servicios que precisen;

    b) Ayudar a las Partes que lo soliciten, en particular a las Partes que sean países en desarrollo y a las Partes con economías en transición, a aplicar el presente Convenio;

    c) Velar por la necesaria coordinación con las secretarías de otros órganos internacionales pertinentes;

    d) Concertar, con la orientación general de la Conferencia de las Partes, los arreglos administrativos y contractuales que puedan ser necesarios para el desempeño eficaz de sus funciones; y

    e) Desempeñar las demás funciones de secretaría que se especifican en el presente Convenio y cualesquiera otras que determine la Conferencia de las Partes.

  3.  Desempeñarán conjuntamente las funciones de secretaría del presente Convenio el Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, con sujeción a los arreglos que acuerden entre ellos y sean aprobados por la Conferencia de las Partes.

  4.  Si la Conferencia de las Partes estima que la secretaría no funciona en la forma prevista, podrá decidir, por mayoría de tres cuartos de las Partes presentes y votantes, encomendar las funciones de secretaría a otra u otras organizaciones internacionales competentes.